Manila, sus arrabales.